Servicio

 

En 1964, cuando la zona era todo campo y calles de tierra, pusimos nuestro primer ladrillo en un pequeño predio, para levantar un negocio que simplemente responda a los pedidos de la gente en el rubro de la construcción.

Así nació El Pimpollo, una empresa familiar atendida por padres e hijos, que desde entonces no detiene su crecimiento gracias a la dedicación y el esfuerzo que pusimos en todo momento, para brindarle a nuestros clientes un servicio impecable y la más amplia variedad de productos.

A lo largo de estos años fuimos sumando terrenos, depósitos, maquinas, camiones y todo lo necesario para lograr una atención ágil y eficiente:

 

  • Entrega de materiales en obra
  • Venta personalizada
  • Productos de las marcas más reconocidas
  • Servicio de grúas
  • Atención telefónica de pedidos y/o consultas

 

Hoy, como otra muestra de nuestro constante crecimiento, contamos también con un salón de exposición y ventas. Cocinas, baños, cerámicos, sanitarios, grifería, y muchas cosas más, para que cada una de sus necesidades tengan una respuesta.

Nuestro compromiso es seguir ofreciendo día a día el mejor servicio, para mantener así una de las cosas que más nos interesa construir, la confianza del cliente.